Champions League: la final de los 937 millones de euros

0
Compartir

Cláusulas de rescisión al margen, el valor total de los planteles del Barcelona y Manchester United, que mañana, a las 15.45, hora de la Argentina, jugarán la final de la Champions League en Wembley, alcanza los 937 millones de euros, aunque la de Pep Guardiola es superior en el mercado futbolístico (549,8 millones de euros) a la de los Diablos Rojos (387,2).

Según un estudio de transfermarkt, una página en internet especializada en el mercado futbolístico, el jugador con más valor económico del total de participantes en el partido de mañana es Lionel Messi.

Atendiendo al precio estipulado por la citada fuente, Messi valdría cien millones de euros si el Barça lo pusiera en el mercado. En el Manchester United, el jugador que tendría más valor en una hipotética operación sería Wayne Rooney (52 millones de euros).

Se da la circunstancia de que tres jugadores barcelonistas están al mismo nivel económico que el de Rooney. En el caso de Andrés Iniesta su valor es superior al del inglés -60 millones de euros-, mientras el de Xavi Hernández y David Villa sería de cincuenta millones de euros en una teórica operación futbolística.

Por líneas, Gerard Piqué tiene un valor de 38 millones, uno más que Nemanja Vidic (37), curiosamente el jugador que le cerró las puertas de Old Trafford y el Barça aprovechó la oportunidad de contratarlo por cinco millones de euros.

El lateral más valorado de los dos equipos es Dani Alves (35), por los 27 millones de euros en los que estaría tasado el lateral francés del United Patrice Evra.

En el otro lado de la balanza está el arquero suplente de Barcleona, José Manuel Pinto, valorado en 600.000 euros, el jugador más ecónomico del plantel blaugrana. En el Manchester United, el delantero portugués Bebé es el jugador que tiene menos valor (1,5 millones).

El impacto económico

La final de la Champions League podría generar unos 369 millones de euros para la economía europea, según un estudio realizado por Mastercard.

El ganador de la Champions recogerá unos 126 millones de euros gracias al “dinero del premio, el incremento del valor del equipo y de los derechos televisivos y gracias al aumento de su valor de marca”, asegura el estudio de la compañía.

En cuanto al perdedor se llevará unos 73 millones de euros mientras que Londres, la ciudad donde se juega el encuentro, obtendrá un beneficio de 52 millones gracias al gasto de los seguidores en el estadio y en los bares y hoteles de la ciudad.

Fuente: Cancha Llena